ValSotillo… “mi favorita”

A principios de 2018 el prestigioso periódico The New York Times publicaba en su sección de viajes la lista de los 52 lugares del mundo para visitar en 2018, según los criterios de uno de sus periodistas, Andrew Ferren: “52 Places to GO in 2018”. Entre ellos figuraban dos destinos españoles: Ribera del Duero y Sevilla.

Este ranking es uno de los esperados por el sector turístico y siempre provoca curiosidad.

Unos meses después otra reportera viajera del mismo periódico, Jada Yuan, ha decidido realizar una ruta por estos dos lugares recomendados y ofrecer sus impresiones de esta experiencia.

Para la ruta de enoturismo ha elegido a una agencia, Turismo del Vino, con la que trabajamos desde hace tiempo. Y al parecer la experiencia en ValSotillo no ha defraudado a Jada Yuan, que ha calificado a nuestra bodega como su favorita dentro de las que visitaron.

Nuestra última parada, ValSotillo, fue mi favorita. Los dos hermanos que dirigen la bodega hacen su vino en unas cuevas del siglo XVI excavadas a mano. Y su Gran Reserva era tan memorable que al día siguiente hice un rodeo de una hora para comprar una botella al increíble precio de 42 euros”, dice Jada.

El reportaje detalla sobre todo impresiones y vivencias en su recorrido. Y eso es lo que intentamos ofrecer desde ValSotillo: nuestras vivencias, las de nuestros antepasados, nuestra historia y la de la vid y el vino como modo de vida de un pueblo. Experiencias.

Este es el reportaje completo de Jada Juan en Ribera del Duero y Sevilla:

https://www.nytimes.com/2018/08/07/travel/spain-seville-ribera-del-duero-wine-tapas-dancing.html?hp&action=click&pgtype=Homepage&clickSource=story-heading&module=second-column-region&region=top-news&WT.nav=top-news

Entrada a la bodega subterránea

La entrada a la bodega subterránea sorprende por la bóveda y arcos de piedra.

El Mejor Espacio Enoturístico

Este año Bodegas Ismael Arroyo-ValSotillo opta a los Premios de Enoturismo de Rutas de Vino en la categoría de Mejor Espacio Enoturístico con una de nuestras joyas: la bodega subterránea del siglo XVI, calificada por muchos como auténtica “catedral del vino”.

Acudimos como candidatos de la Ruta del Vino Ribera del Duero, de la cual formamos parte desde hace años como bodega asociada.

Más de 3.000 personas nos visitan cada año, atraídos por este espacio único y singular que descubre numerosas curiosidades de la tradición vitivinícola en la Ribera del Duero, sobre todo de los siglos XVII y XVIII.

La mitad de los enoturistas son extranjeros y proceden de casi una treintena de países. Para ellos es de sumo interés conocer de primera mano estas historias y anécdotas de los antepasados de la familia de Ismael Arroyo y de Sotillo de la Ribera, que documentalmente destaca como un pueblo con un pasado muy interesante en la elaboración y venta de vino.

Excavada a mano en el cerro de San Jorge

La bodega está excavada a mano en el cerro de San Jorge, una colina a cuyos pies se arremolinan las casas de Sotillo de la Ribera. Este cerro está completamente horadado con alrededor de 100 bodegas subterráneas, como si fuera un enorme queso gruyere.

Cerro de San Jorge a principios del siglo XX
El cerro de San Jorge con las bodegas y lagares de Sotillo de la Ribera, en una imagen de principios del siglo XX

Éstas fueron construidas probablemente en los siglos XV, XVI y XVII en tres niveles, y muy juntas unas a otras, de manera que cuando se pasea por los niveles más altos se ven las zarceras o ventilaciones de las bodegas que están debajo. Y a los pies del cerro, los lagares donde se elaboraba el vino.

Crianza de los vinos
las condiciones de la bodega subterránea histórica son ideales para la crianza de vinos de larga guarda con DO Ribera del Duero

Nuestra bodega está en el último nivel y es un espacio único y singular porque tiene una longitud muy inusual en este tipo de edificaciones: 800 metros de galerías y túneles excavados que entonces albergaban grandes cubas de vino.

Otra de sus peculiaridades es la preciosa entrada, pues los primeros 30 metros fueron recubiertos con una bóveda y varios arcos de piedra labrada, otorgándole una prestancia propia de edificaciones nobles.

En el interior, paso a paso, se van descubriendo curiosidades y secretos… como el tamaño y capacidad de las cubas que usaban hace 400 años, concursos y diplomas que avalaban en distintas épocas la calidad del vino, las marcas de los picos de los antepasados en la roca, la baja temperatura (11-12º todo el año) que nos permite hacer la crianza de los vinos en unas condiciones excelentes para una larga guarda… y la profundidad de las galerías (32 metros), que únicamente se descubre cuando los visitantes buscan a través de las zarceras la luz del exterior.

No hay filtraciones de agua, es una bodega excepcional para la crianza; por ello reposan ahí las diferentes añadas de ValSotillo en barricas de roble francés y americano, que nos acompañan durante todo el recorrido. Y las botellas donde terminan de redondear los gran reserva y los Reserva VS (viñedos seleccionados) de añadas excelentes, elaborados exclusivamente con las uvas de las viñas más viejas (80,90 o 100 años).

Los diezmos

Diezmos de 1787La bodega histórica se conectó en 1992 con un túnel nuevo de otros 200 metros de longitud que nos conduce hasta la sala de catas, donde los visitantes conocen aún más curiosidades sobre la tradición vitivinícola de Sotillo: como el pago de los diezmos que los 200 productores que había en la localidad en 1787 se veían obligados a entregar, en uva, a la Villa, el Obispo, El Cabildo, el Curato, el Beneficio o el Préstamo.

Un total de 160.000 litros en diezmos, lo que supone 1.600.000 litros de producción en este pequeño pueblo de la Ribera del Duero… aquel año, porque el récord de cosecha parece que está fijado en el año 1600, con 3 millones de kilos de uva.

Diezmos de 1787

¿Qué hacían con tanto vino? Pues lógicamente venderlo. A lugares donde no tenían viñedos, a ciudades como Burgos, donde abundaban las posadas y mesones al ser un sitio de paso del fuerte mercado de lana que se exportaba a Flandes. A Madrid, sobre todo a raíz de la instalación en esta ciudad de los reyes….

Pocos saben que para vender el vino era obligatorio obtener un documento con el sello de Sotillo. Un sistema de control del origen del producto, que podría considerarse un antecedente de la actual denominación de origen Ribera del Duero.

Pero es difícil transmitir en palabras toda la belleza e importancia de este espectacular espacio enoturístico. Por ello animamos a conocerlo. En la web están nuestros datos de contacto e información básica sobre las visitas guiadas. La familia de Ismael Arroyo estará encantada de recibiros a todos.

Familiia de Ismael Arroyo (Foto Paco Santamaría)

Brindis familiar por el Premio Envero de Honor 2018, Ismael Arroyo. Foto: Paco Santamaría

Ismael Arroyo, Premio Envero de Honor 2018

El 4 de mayo el Ayuntamiento de Aranda de Duero, en junta de gobierno local, acordó por unanimidad conceder a Ismael Arroyo el Premio Envero de Honor 2018 in memoriam. Y el 21 de junio tuvo lugar la entrega del galardón en el transcurso de una gala en la cual también se otorgaron los premios a los vinos ganadores de este certamen.

Fue una velada muy emotiva. Todos los hijos de Ismael, Miguel Ángel, Concepción, Ramón, Marisa y Pilar, acudimos al evento, que tuvo lugar en un bonito marco: la casa palacio de los Berdugo, en Aranda de Duero. Un edificio del siglo XV con unos bellos jardines.

Los Premios Envero, además de ser una cata popular donde 1000 personas eligen prueban y califican a los vinos que se presentan al concurso, suelen premiar todos los años a una figura del vino, generalmente bodegueros que hayan destacado por su trayectoria profesional.

Los Premios Envero se entregaron en el transcurso de una gala en el Palacio de los Berdugo de Aranda de Duero. Foto: Laboratorio Mágico

En el caso de Ismael, el Ayuntamiento de Aranda, a través de su concejala de Promoción, Desarrollo, Turismo e Innovación, Celia Bombín, destacó su apuesta por el vino de la tierra, recordando que con su trabajo ha contribuido durante cuatro décadas al prestigio de la Ribera del Duero: “Hijo y nieto de viticultores, fundó en 1979 una bodega emblemática que ha sabido hermanar tradición e innovación, respeto por el patrimonio y visión de futuro”.

la concejala, Celia Bombín, y la alcaldesa de Aranda, Raquel González. Foto: Laboratorio Mágico

De los vinos ValSotillo dijo que son “peculiares, intensos, afrutados, de color profundo y largo envejecimiento, santo y seña de nuestra comarca”. Y por último, no olvidaron resaltar que Ismael fue uno de los fundadores de la DO Ribera del Duero.

Al evento acudieron unas 100 personas: representantes de distintas administraciones, del Ayuntamiento arandino, de las asociaciones empresariales, de la Ruta del Vino Ribera del Duero y del Consejo Regulador de la DO, así como bodegueros de la Ribera del Duero, presidentes de mesa del concurso, sumilleres…

Los invitados pudieron disfrutar un emotivo video con imágenes y declaraciones de Ismael en distintos momentos de su vida (ver a continuación).

A continuación los hijos de Ismael subimos a recoger el premio. En el discurso destacamos sobre todo el carácter emprendedor de Ismael, pues siendo aún muy joven compró el primer tractor y la primera cosechadora que hubo en Sotillo de la Ribera y posteriormente decidió crear una bodega embotelladora en 1979, cuando en la comarca se apostaba más por el cereal que por la viña.: También nos llena de orgullo que formara parte del pequeño grupo de fundadores de la DO Ribera del Duero. Y que fuera pionero en el enoturismo, pues en los años 80 recibíamos ya las primeras visitas a nuestra bodega subterránea del siglo XVI. Nuestra ilusión es que nuevas generaciones continúen con el legado que ha dejado nuestro padre.

Recogiendo el Premio Envero de Honor 2018  entregado in memoriam a Ismael Arroyo.
Recogiendo el Premio Envero de Honor 2018 entregado in memoriam a Ismael Arroyo. Foto: Laboratorio Mágico

Por último, brindamos con un ValSotillo Crianza 2015 por este premio, que nos hubiera gustado que disfrutara también Ismael. Pero nos dejó inesperadamente en marzo. En 2019 Bodegas Ismael Arroyo-ValSotillo celebra su 40 cumpleaños. También aprovecharemos para recordar al padre y abuelo, al viticultor, visionario y emprendedor.

Agradecemos al Ayuntamiento de Aranda este afectuoso homenaje que ha hecho a Ismael Arroyo.

Ismael Arroyo, “padre” de la DO Ribera del Duero

El pasado 24 de marzo fallecía, a los 88 años de edad, Ismael Arroyo, fundador de Bodegas Ismael Arroyo – ValSotillo, padre y abuelo de las dos generaciones que están actualmente trabajando y haciéndose cargo del negocio.

En septiembre de 1979 Ismael Arroyo veía cumplido su sueño. Acababa de poner en marcha con dos de sus cinco hijos, Miguel Ángel y Ramón, un proyecto que tenía en mente desde hacía tiempo: una bodega elaboradora de vino. Tenía 50 años. Junto a él estuvo siempre su mujer, María Luisa Callejo, apoyando e incluso ayudando en lo que hiciera falta en estos siempre difíciles inicios de un negocio.

Ismael era hijo, nieto y bisnieto de viticultores. Con su padre, Elpidio Arroyo, y su abuelo, Hipólito, había estado desde pequeño trabajando en las viñas, los lagares y la bodega subterránea. Elpidio ganó un concurso en 1948; el diploma lo conserva aún la familia.

Diploma de vino 1948

En los años 70 la mayoría de los viticultores de la zona elaboraban el vino en la cooperativa de Sotillo de la Ribera. Se vendía a granel, a precios bajos. En toda la región de la Ribera del Duero muchas viñas habían sido arrancadas, por la fuerte emigración de los jóvenes a la ciudad.

Ismael Arroyo en su bodega subterránea del siglo XVI

Ismael, que siempre había destacado en el pueblo por ser un hombre inquieto, trabajador e innovador -compró la primera cosechadora y el primer tractor de gasolina que se vieron en su pueblo, Sotillo de la Ribera-, empezó a pensar en dar un paso adelante para poner en valor al vino.

Él había observado en sus viajes a otras ciudades que cada vez era más habitual ver vino embotellado en las mesas de los restaurantes. Y se planteó elaborar y embotellar su propio vino. Un proyecto que hizo realidad en 1979, con la primera añada. Sus vinos saldrían al mercado con las marcas Mesoneros de Castilla y ValSotillo.

Fundación de la DO Ribera

Ismael con importador de Corea

Con su iniciativa, Ismael se convertiría en uno de los primeros viticultores que elaboraba y embotellaba su vino en la Ribera del Duero. Un hombre pionero en una época y en una comarca en la que apenas se valoraba el potencial vitivinícola.

También ha sido uno de los fundadores de la DO Ribera del Duero. Pues mientras luchaba por sacar adelante su negocio, se puso a trabajar codo a codo con técnicos, políticos y otros viticultores en la consecución de una denominación de origen para esta zona vitivinícola que contaba con una antigua tradición vitivinícola, pues hay numerosas referencias históricas sobre normativas y comercio del vino en por lo menos una veintena de localidades de la Ribera del Duero.

Ismael estaba convencido de que esta región tenía un gran potencial. Y que se merecía tener una DO, como en otras regiones de España. Ello supondría el respaldo definitivo para los vinos que se estaban elaborando ya en cooperativas y en las incipientes bodegas familiares.

Fueron años de muchas reuniones, gestiones, viajes… Hasta que se logró la aprobación de la DO Ribera del Duero en 1982. Y Bodegas Ismael Arroyo aparece entre las 6 bodegas particulares fundadoras. Creando historia.

Porque esos primeros pasos han sido los cimientos de una región que hoy cuenta con más de 300 bodegas elaboradoras de distinto tamaño y una proyección internacional. Además de proporcionar a la Ribera del Duero un desarrollo económico que pocos podían imaginar en los años 70.

La bodega crece

En 1982 Ismael y sus hijos edificaron una nave con depósitos propios y una embotelladora junto al barrio de los lagares de Sotillo de la Ribera y en el cerro de San Jorge, donde se encuentran excavadas desde los siglos XVI y SXVII todas las bodegas subterráneas del municipio. La idea era utilizar la de Concejo, propiedad de la familia, para realizar la crianza de los vinos.

Es una bodega impresionante, 400 metros de longitud, una profundidad de 30 metros en algunos puntos, temperatura constante 11-12 º C y ausencia de filtraciones de agua. En la entrada, una preciosa galería de arcos de piedra. El lugar perfecto para hacer la crianza. En 1992 la ampliaron con un túnel de 200 metros, que les facilitaba la entrada y salida de barricas y aumentar su número.

Ismael con sus hijos

Al negocio se incorporó entonces, y una vez finalizados sus estudios de enología, una hija de Ismael, Marisa.
Ya en los años 80 en Bodegas Ismael Arroyo recibieron a los primeros importadores americanos, interesados en probar y empezar a introducir en su mercado unos vinos peculiares, intensos, con mucha fruta y cuerpo, color profundo y gran potencial de envejecimiento en barrica.

Ismael con enoturistas

Y un poco más tarde empezamos a recibir a los primeros turistas del vino, atraídos por la belleza y singularidad de la bodega subterránea, y por la historia y tradición que destilaba el proyecto vitivinícola de Ismael Arroyo.
Hoy en día se reciben unas 3.000 visitas, la mitad de ellos extranjeros procedentes de 25 países de todo el mundo. La bodega forma además parte del proyecto Ruta del Vino Ribera del Duero.

Recibiendo un Gran Zarcillo de Oro

Actualmente, y tal como deseaba Ismael, una tercera generación está tomando el relevo, con la incorporación de Susana, hija de Ramón.

Ismael con su nieta Susana

El mejor homenaje que se le puede hacer a Ismael Arroyo, hombre tranquilo y sencillo, pionero, emprendedor, es mantener su maravilloso legado.

ValSotillo VS 2011, elegido entre los Best of Spain Top 100 de Prowein 2018

El vino ValSotillo VS Reserva 2011 de Bodegas Ismael Arroyo, en Sotillo de la Ribera, (Burgos), ha sido elegido como uno de los mejores 100 vinos del concurso Best of Spain Top 100 en Prowein 2018.
Organizado por el ICEX con la colaboración de la editorial Meninger, una de las más prestigiosas del sector en Alemania, se seleccionaron 100 vinos de diferentes precios y categorías de un total de 350 presentados al certamen.
Los Top 100 Best of Spain serán expuestos en una zona de cata libre instalada dentro del Pabellón Oficial del ICEX, en la Feria Internacional de Vinos y Bebidas Alcohólicas Prowein, que se celebra este año del 18 al 20 de marzo en Düsseldorf (Alemania).

Esta zona contará con un equipo de sumilleres profesionales que atenderán y asesorarán a los visitantes y clientes y estará supervisada por el presidente de la Unión de Sumilleres y experto en vinos españoles Peer Holm, que impartirá catas y seminarios a lo largo de los tres días de duración de la feria.

Los asistentes al certamen dispondrán de una ficha con información de cada uno de los vinos seleccionados y un cuaderno de cata para realizar sus anotaciones. Los Best of Spain serán además protagonistas de distintos artículos y reportajes en cuatro revistas especializadas: Weinwirtschaft, Der Sommelier, FIZZ y Wine Business International.

Prowein es una de las principales ferias de vinos del mundo, que atrae cada año a miles de profesionales del sector. La edición de 2017 reunió a 6.500 expositores de 60 países y recibió 58.500 visitantes procedentes de 130 países.
Bodegas Ismael Arroyo exporta el 65% de su producción , siendo Alemania su principal mercado internacional.

 

ValSotillo Gran Reserva 1985, en la cata histórica de riberas en Madrid Fusión

Una de las añadas históricas de Bodegas Ismael Arroyo, ValSotillo Gran Reserva 1985, participa mañana martes 24 de enero en la cata “El Origen de una Idea” con la que la DO Ribera del Duero brindará por el 15º aniversario de Madrid Fusión.

Este vino obtuvo un Zarcillo de Oro en el año 1991 y fue una de las mejores cosechas en los primeros años de la Denominación de Origen. También ocupó el primer puesto en la I Muestra de Vinos de la Ribera del Duero que organizó la Diputación de Burgos en el año 1990.

ValSotillo GR 1985 estará junto a otros 11 vinos históricos y representativos del nacimiento de esta DO, en una cata presentada por los sumilleres Guillermo Cruz, del restaurante Mugaritz, y Silvia García Guijarro, de Kabuki. La cata será un homenaje a Madrid Fusión, evento gastronómico de prestigio nacional e internacional, que acaba de cumplir 15 años.

ValSotillo-Bodegas Ismael Arroyo ofrece un paseo con velas por su bodega histórica

Valsotillo-Bodegas Ismael Arroyo ofrece los días 30 de septiembre y 1 y 2 de octubre  una experiencia enoturística diferente: un paseo a la luz de las velas por su bodega subterránea del siglo XVI.
La iniciativa se enmarca dentro de “Pasaporte a la Ribera”, el Primer Festival de Enoturismo de la Ribera del Duero que ha promovido ASEBOR (Asociación Empresarial de Bodegas de la Ribera).
Nuestra propuesta es realizar un paseo romántico, misterioso, diferente, por la Historia del Vino; un recorrido por las centenarias galerías de nuestra impresionante bodega subterránea excavada a mano hace 400 años. Entre las barricas donde envejecen nuestros vinos ValSotillo a una temperatura constante entre 11 y 12 grados centígrados.
Y a la luz de las velas, como lo hacían nuestros antepasados cuando recorrían las entrañas del cerro de San Jorge para llenar las cubas con el mosto elaborado en los lagares, o comprobar la conservación del vino antes de ser vendido.

La visita, que tendrá una duración de 1 hora y 30 minutos, terminará con una cata de nuestros ValSotillo Crianza 2012 y Reserva 2011y tiene un precio único de 15 euros por persona, IVA incluido. Los niños entran gratis (hasta 18 años).

Estos pases especiales se llevarán a cabo el viernes 30 de septiembre a las 18 horas. El sábado 1 de octubre a las 13 horas y las 18 horas y el domingo 2 de octubre a las 11 y a las 13 horas.

Las reservas se pueden hacer directamente en nuestra bodega, a través del correo electrónico bodega@valsotillo.com, en el teléfono 947 53 23 09, y también  en la web www.pasaportealaribera.com/reservas

ValSotillo recibió en 2015 turistas de 26 países

El turismo del vino es cada vez más popular, no sólo en España, sino también en el resto del mundo. Año tras año aumentan los países de donde proceden los visitantes de Bodegas Ismael Arroyo. En 2015 fueron medio centenar de turistas extranjeros que procedían de ¡26 países distintos!

Más de la mitad (290) llegaron desde los Estados Unidos, y continuando con el continente americano, registramos visitantes de Puerto Rico, Canadá, México, Brasil, Nicaragua, Chile y Panamá. En cuanto a Europa, los turistas llegaron desde ¡13 países!: Alemania, Francia, Suiza, Austria, Reino Unido, Dinamarca, Eslovenia, Letonia, Portugal, Suecia, Finlandia, Italia y Rusia.

De Asia recibimos sobre todo aficionados al vino de China y Singapur. Y también hemos tenido visitantes de los dos países que están en nuestras antípodas: Australia y Nueva Zelanda.

El periódico The Independent recomienda ValSotillo CR 2011

ValSotillo Crianza 2011 fue el protagonista de la sección “Mis Vinos de la Semana”, de la última semana de marzo, que elabora el crítico londinense Terry Kirby en el periódico británico The Independent .

Kirby incluyó nuestro vino en su selección personal, iniciando el artículo con la siguiente frase: “España no es sólo Rioja, hay otras regiones para explorar…. “

El experto londinense comienza su artículo situando a ValSotillo en la DO Ribera del Duero, zona de la que cuenta que se está posicionando como una gran región vitivinícola en las últimas dos décadas, retando incluso a la cercana Rioja.

De ValSotillo Crianza 2011 dice que está hecho con Tempranillo y envejecido en barrica, pero que en comparación con un rioja de la misma variedad de uva es “un mundo aparte, por su frescura y vitalidad, con un unos aromas maravillosamente equilibrados de grosella negra, ciruelas y menta. Complejo, estructurado, llena la boca”. Y recomienda a sus lectores disfrutarlo con platos como el cochinillo asado, pollo o chorizo.

La información está aún asequible en este enlace.
https://t.co/5Gp9hE9m37

Maridaje con ValSotillo en los Alpes suizos

Los nevados Alpes Suizos y concretamente la turística zona de Guttannen han sido un privilegiado escenario para la presentación de los vinos ValSotillo Crianza 2011, ValSotillo Reserva 2009 (Magnum) y ValSotillo Gran Reserva 2009 ante un grupo seleccionado de clientes.

La presentación consistió en una cata y cena en el hotel Grimsel Hospiz, ubicado en un precioso paraje de montaña, y al cual sólo se puede acceder en teleférico. La velada ha sido organizada por el importador Weinhandlung Ritschard, de Interlaken. http://www.salgescher-weinkeller.ch/

ValSotillo CR 2011 maridó una pechuga de pato sobre cama de verduritas, mientras el Reserva 2009 se degustó con un Solomillo de ternera Wellington con berza, jugo de hierbas de los Alpes y Malfatti. Finalmente ValSotillo Gran Reserva 2009 despidió la cena acompañando a un tradicional buffet de quesos.